La batalla contra el envejecimiento: ayuda fiscal por el segundo hijo y a las familias rurales

El plan demográfico regional prevé movilizar 2.275 millones en diez años y fía gran parte del remedio a dinamizar la economía e incentivar la natalidad

La batalla del Principado contra el “gerontocrecimiento”, el fenómeno anómalo que amenaza a Asturias con un futuro oscuro en el que cuatro de cada diez habitantes serían mayores de 65 años en 2050, tiene una estrategia y un proyecto de actuación con cifras y letras. Tiene 216 acciones escritas y tendrá al menos 2.275 millones de euros para gastar hasta 2027. El Plan Demográfico del Principado, aprobado ayer por el Consejo de Gobierno, “abierto a aportaciones” y redactado con “vocación de consenso” en la tramitación a la que será sometido en la Junta, ve la luz con intención de sistematizar en medidas concretas y en euros la maniobra contra el drama demográfico que emprenderá la región más envejecida y menguante de España. Si la distribución de la inversión insinúa las prioridades, se dirá que el Gobierno piensa que el declive se revierte agitando el tejido productivo con medidas de dinamización económica y promoviendo el repunte de la natalidad con facilidades de diversa índole. A la suma de todo eso van más de cada seis de cada diez euros del presupuesto.

Sugiere el plan en este punto, entre otras muchas intervenciones, “medidas que contribuyan a que quienes lo deseen puedan tener o adoptar un segundo hijo, pudiendo estar relacionadas con estímulos económicos o fiscales”. Propone también expresamente “incentivos fiscales al nacimiento o la adopción en municipios rurales especialmente afectados por el envejecimiento” y habla de perfeccionar “la conciliación y las facilidades en el ámbito profesional”, de “mejorar y ampliar las ayudas a las familias” con un “apoyo progresivo en función del número” de hijos o de “buscar la complementariedad de acciones de carácter fiscal, laboral, familiar, educativo o asistencial”.

Leer la noticia completa

Fuente: La Nueva España